Las personas que beben leche tienen un menor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular

C. Garrido
Actualizado:04/06/2021 13:29h
Guardar
Noticias relacionadas

Las personas que consumen leche con regularidad tienen un menor riesgo de sufrir enfermedad cardíaca, según una nueva investigación de la Universidad de Australia del Sur. Realizado en colaboración con la Universidad de Reading, se trata del primer estudio que utiliza un enfoque genético para investigar las relaciones causales entre el consumo de leche y el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Al evaluar los biomarcadores genéticos entre más de 400.000 personas, la investigación encontró que un mayor consumo de leche se asoció con un menor colesterol en sangre, niveles más bajos de lípidos en sangre y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Las enfermedades cardiovasculares, que se cobran la vida de 17,9 millones de vidas cada año, son la principal causa de muerte a nivel mundial. La buena noticia es que la mayoría de estas patologías se pueden prevenir con una dieta y un estilo de vida saludables.

La investigadora de UniSA y directora del Centro Australiano para la Salud de Precisión, la profesora Elina Hypponen, opina que el hallazgo respalda el papel de la leche como parte saludable de una dieta equilibrada. «La gente ha tenido durante mucho tiempo una relación de amor y odio con la leche, lo cual no es sorprendente dados los mensajes contradictorios sobre los lácteos. Si bien algunos informes muestran que un alto consumo de lácteos y de leche está relacionado con factores de riesgo cardio-metabólicos, la evidencia de los ensayos controlados aleatorios ha sido inconsistente», apunta.

En este estudio, realizaron pruebas genéticas sólidas para evaluar si la leche se asoció con un aumento de las enfermedades cardíacas y, si bien confirmaron que la leche puede causar un aumento de la grasa corporal, también mostraron que conduce a una menor concentración de colesterol y a una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular.

«La reducción del riesgo podría explicarse por el calcio de la leche, que ha demostrado que aumenta las enzimas que descomponen las grasas en el cuerpo y, por lo tanto, reduce los niveles de colesterol. Lo que esto muestra es que la leche puede ser parte de una dieta sana y equilibrada; no es necesario limitar el consumo de leche si lo que busca es mejorar la salud de su corazón», concluye la profesora Hypponen.

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí