Personal del Municipio inspeccionó el Hotel Quito

La mañana de este lunes 7 de junio del 2021, los técnicos de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) y del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) realizaron una inspección en los pisos cinco  y seis del Hotel Quito en donde se realizaron trabajos de cambio de tuberías la semana pasada.

Gabriela Obando, supervisora de la AMC, manifestó que la inspección de hoy se efectuó con cuatro arquitectos especializados en patrimonio. “La justificación fue que se realizaron los trabajos porque se produjeron filtraciones de agua (…) De todas formas, solicitamos que no se continúe para preservar este hotel”. 

También solicitó a las autoridades del lugar que presenten los permisos en un plazo de 10 días. Luego se analizará si se permite que continúen las obras; sin embargo, “si no se justifican los trabajos y se irrespetan los sellos, estamos dispuestos a iniciar las acciones judiciales del caso”. Como dato adicional -acotó la funcionaria- más de 60 construcciones están suspendidas en las nueve administraciones zonales del Distrito Metropolitano porque no cuentan con sus respectivos permisos. 

Vamos a proteger los bienes patrimoniales de nuestra capital. Hoy realizamos una inspección en el tradicional Hotel Quito para verificar la denuncia sobre trabajos constructivos realizados al interior del mismo. Hacemos un #QuitoGrandeOtraVez pic.twitter.com/JwZUAA61Ld

— AMC Quito (@amcquito) June 7, 2021

Raúl Codena, director ejecutivo del IMP, constató que se realizaron cambios de tuberías y se destruyeron paredes y pisos. Contó que en esta semana se realizará un informe en el que se detallará los trabajos y se comprobará si hubo o no afectaciones. “Constatamos el cambio de tuberías, pero vimos que se ampliaron a un perímetro más extenso. Eso nos llama la atención y por eso venimos con los técnicos”. 

Se reunió con los dueños del hotel y les explicó que siempre, en cualquier intervención, ellos deben solicitar permisos y una inspección a la Secretaría de Territorio y el IMP. Dijo que en la actualidad el hotel necesita readecuaciones por el paso de los años, pero para ejecutarlas se debe presentar un proyecto completo ante la Secretaría de Territorio en el que se detallen las obras que se requieren. 

Una vez que el plan sea revisado por las autoridades del IMP, será revisado y se emitirán las recomendaciones. Al final se realizará un informe definitivo.

Enfatizó que el Hotel Quito es patrimonio de la capital desde hace 23 años y todas sus instalaciones son protegidas al ser emblemáticas. “En este caso solamente sacaron permisos varios en la administración zonal para hacer mantenimiento de canaletas, humedades y filtraciones. Siguieron el proceso, pero no recurrieron a todas las instancias legales, solamente a una”.

Desde las 08:30 de hoy, los técnicos de ambas entidades hicieron una evaluación de lo que ocurrió. De su parte, los propietarios del Hotel Quito emitieron un comunicado en el que informan a la comunidad sobre los trabajos que se despliegan allí. 

El documento dice que al momento se realizan labores de intervención en ciertas áreas del inmueble, los cuales buscan conservar su infraestructura y mejorar la imagen del mismo, sin interrumpir los servicios que ofrece el hotel, y sin ninguna afectación al patrimonio del inmueble. 

Estos trabajos tienen relación con el plan de mejoramiento del establecimiento, el cual implica intervenciones que se han venido realizando desde años anteriores, en especial desde el 2020 para mitigar los efectos de la pandemia y mejorar los servicios. 

Ante una alerta de los moradores del sector, el pasado miércoles 3 de junio, la AMC intervino y suspendió las obras   hasta que las autoridades del hotel entreguen un informe completo sobre los trabajos que se ejecutan.

La intervención en la infraestructura conmocionó a los vecinos del sector  quienes organizaron un plantón la mañana del sábado 5 de junio para protestar por el derrocamiento de las paredes del bien patrimonial. Molestos,  rechazaron lo que ocurrió al interior del establecimiento ya que se afectó al legado y herencia del lugar.

Rocío Bastidas es veedora ciudadana del barrio La Floresta. Contó que los vecinos de la González Suárez, La Floresta, Guápulo y La Paz se unieron para defender al Hotel Quito y no descarta que a futuro se realicen más plantones ciudadanos. 

“Queremos que se transparente la situación y se permita la participación ciudadana, de la academia, de los gremios profesionales y se respete el patrimonio arquitectónico moderno”.

Para la noche de hoy está previsto que ella y otros dirigentes se reúnan para analizar los temas que van a topar en la próxima asamblea que será este miércoles 9 de junio. Allí se establecerán las acciones que se van a tomar frente a la situación del hotel. A su juicio, no es solo la estructura sino que también se aclare la venta y contrato del hotel y su funcionamiento.

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí