La inmunidad de la vacuna Covid-19 más amplia que la resultante de una infección

R. IbarraMadrid
Actualizado:09/06/2021 10:16h
Guardar
Noticias relacionadas

Los anticuerpos protectores generados en respuesta a la vacunación podrían apuntar a una gama más amplia de epítopos del dominio de unión al receptor de proteína de pico (RBD) del SARS-CoV-2 que los anticuerpos resultantes de la infección, revela un nuevo estudio de pacientes con Covid-19 que recibieron la vacuna de ARNm de Moderna.

Los resultados publicados en
«ScienceTranslational Medicine», junto con otros estudios recientes, sugieren que las personas pueden tener diferentes niveles de inmunidad y susceptibilidad a las variantes del SARS-CoV-2, dependiendo de la forma en que adquirieron su inmunidad contra el virus.

Los nuevos datos también podrían servir para comprender si algunas respuestas a las vacunas serán más resistentes a la evolución viral.

La aparición de variantes del SARS-CoV-2 con mutaciones en epítopos clave de la proteína de la espiga, los principales objetivos de los anticuerpos, ha suscitado preocupaciones sobre si la inmunidad provocada por una infección previa o la vacunación será suficiente contra las nuevas variantes.

El equipo de Allison Greaney del
Centro del Cáncer Fred Hutchinson Cancer y de la
Universidad de Washington (EE.UU.) comparó la especificidad de las respuestas de anticuerpos humanos contra el receptor de la proteína pico del SARS-CoV-2 provocada por la vacuna de ARNm con el que generaba la infección natural con el SARS-CoV-2.

Los investigadores fabricaron bibliotecas de regiones RBD mutadas y las expusieron a sueros o plasma extraídos de personas infectadas vacunadas y no vacunadas.

Los nuevos datos también podrían servir para comprender si algunas respuestas a las vacunas serán más resistentes a la evolución viral

La secuenciación del ADN de la mezcla resultante mostró que los anticuerpos provocados por la inmunización estaban más enfocados al RBD y apuntaban a una gama más amplia de epítopos del RBD que los provocados por la infección natural.

Los investigadores escriben que estos hallazgos demuestran que los anticuerpos inducidos por la vacuna tienen una mayor amplitud de unión que los anticuerpos inducidos por infección dentro del RBD, lo que sugiere que los primeros aún podrían atacar el virus de manera potente frente a las mutaciones del RBD.

Por ello, plantean la hipótesis de que estas diferencias en las respuestas de anticuerpos provocadas por la vacuna y la infección pueden existir porque la vacuna presenta proteína viral en conformaciones ligeramente diferentes, y el método de administración de ARNm puede conducir a una cinética de presentación de antígeno diferente a la de la infección viral.

Y concluyen: «Nuestros hallazgos sugieren que la respuesta de anticuerpos frente a las variantes podría variar según la fuente que genera la inmunidad», dicen los autores.

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí