Esta terapia cura los trombos que causan las vacunas del Covid-19

R. IbarraMadrid
Actualizado:09/06/2021 23:00h
Guardar
Noticias relacionadas

Los efectos secundarios de algunas vacunas para el Covid-19, los temidos trombos, ya tienen un tratamiento. Científicos de la
Universidad McMaster (Canadá) han demostrado que el tratamiento basado en una combinación de fármacos anticoagulantes con altas dosis de inmunoglobulina intravenosa salva la vida de las personas que sufren de coágulos sanguíneos relacionados con la vacuna.

Los investigadores del Laboratorio de Inmunología Plaquetaria
McMaster (MPIL), cuyo trabajo se publica hoy en The New England Journal of Medicine, recomiendan esta combinación para combatir la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas (VITT).

La eficacia del tratamiento se ha probado en tres pacientes canadienses que recibieron la vacuna AstraZeneca y que posteriormente desarrollaron VITT. Dos sufrieron trombos en las piernas y el tercero tenía coágulos que bloquean arterias y venas dentro de su cerebro.

«Si fuera un paciente con trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas, le diría que ya tenemos tratamiento. Podemos diagnosticar con precisión, tratarlo y saber exactamente cómo funciona el tratamiento», subraya Ishac Nazy, director científico del citado laboratorio.

«Nuestro trabajo es comprender este mecanismo de la enfermedad para que podamos mejorar el diagnóstico y el manejo del paciente. Este estudio es un verdadero enfoque de medicina traslacional, del laboratorio al paciente».

Si fuera un paciente con trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas, le diría que ya tenemos tratamiento

La trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas se produce cuando los anticuerpos atacan una proteína de la sangre, llamada factor plaquetario 4 (PF4), lo que causa la activación de las plaquetas en la sangre, lo que causa que se agrupen y se formen coágulos. Las muestras de sangre tomadas de los pacientes después del tratamiento mostraron una reducción en dicha activación plaquetaria mediada por anticuerpos.

Y a pesar de que los tres pacientes del estudio eran mayores, muchos casos de trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas han afectado a personas más jóvenes, Nazy señala que la trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas es un trastorno poco común, independientemente de la edad de las personas.

Los científicos diseñaron un test diagnóstico y un tratamiento de trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas eficaces basándose en sus investigaciones anteriores de la trombocitopenia inducida por heparina (HIT).

Ahora ya entendemos el mecanismo que conduce a la activación y la coagulación de las plaquetas

Aunque estas dos patologías son similares, el uso de una prueba de anticuerpos HIT estándar para detectar trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas puede producir resultados negativos falsos.

Esto llevó a los científicos a modificar la prueba HIT para detectar anticuerpos específicos de trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas que se encuentran, aunque con muy poca frecuencia, en pacientes que han sido vacunados.

Los análisis de laboratorio posteriores en muestras de sangre de pacientes mostraron cómo el tratamiento combinado basado en altas dosis de inmunoglobulina junto con medicamentos anticoagulantes apagaba la activación plaquetaria y detenían la formación de coágulos.

«Ahora ya entendemos el mecanismo que conduce a la activación y la coagulación de las plaquetas», destaca Nazy.

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí