¿Qué puedo hacer para acelerar su recuperación?

Con la estación de la caída de las hojas, algunas personas también notan que pierden más pelo de lo normal, Pero que no cunda el pánico. Perder hasta 100 pelos diarios es normal. También que, en determinadas épocas del año, se perciba como algo más llamativo. «No es una caída de pelo preocupante. Simplemente está habiendo un recambio de pelo más intenso en esa época. Se llaman efluvios telógenos. Aunque es un tipo de caída que alarma porque se ve más pelo en la ducha, el cepillo o la almohada, la raíz del pelo no se afecta. Ese pelo que cae va a volver a salir», tranquiliza Antonio Clemente, dermatólogo miembro de la Academia Española de Dermatología y

 Venereología (AEDV).

Aunque no hay una explicación científica a esta caída que algunas personas notan más en otoño, el doctor Eduardo López Bran, dermatólogo experto en trasplante capilar y director de la clínica Imema, considera que circunstancias propias de estas fechas como son «la vuelta al trabajo, el desánimo postvacacional o el estrés pueden producir un efluvio telogénico, desencadenar una alopecia latente o agravarla, si ya estaba en marcha». Por eso recomienda que, ante cualquier signo de caída intensa, se consulte con el especialista. Encontrar una solución pronto detiene el círculo vicioso de la ansiedad que genera la pérdida de cabello y que contribuye a que siga cayendo.

El estrés no es el único factor que puede desencadenar una caída puntual más intensa, también otras situaciones como infecciones, intervenciones quirúrgicas, fármacos o dietas hipocalóricas por debajo de 1.500 calorías, por poner algunos ejemplos.

Además, hay que ser conscientes de que el pelo no es perenne. Tiene un ciclo de vida que se divide en 3 etapas: fase de crecimiento o anágena, transición o catágena y de reposo o telógena. En una situación normal, el 89 por ciento de nuestros cabellos se encuentran en la primera etapa, un 1% en la segunda y un 10% (unos 10.000 pelos) en la última, que es la de caída.

Tratamientos eficaces

Si estamos ante una pérdida pasajera más intensa, y nos preocupa notar una menor densidad durante algún tiempo, hay tratamientos que aceleran el recambio. «Podemos utilizar algún complejo de vitaminas, oligoelementos y aminoácidos para reforzar la queratina, que es la viga del pelo. Así el folículo encuentra nutrientes necesarios para su recuperación», señala López Bran. Aunque para este experto el tratamiento más eficiente en estos casos es el plasma rico en plaquetas que, gracias a los factores de crecimiento, «mejora la vascularización para que la recuperación del pelo perdido por efluvio telógeno sea mejor y más rápida». Esta técnica también se puede combinar, según comenta el doctor López Bran, con el láser de baja intensidad para acelerar resultados.

Para casos de efluvios telógenos muy intensos, otra opción de tratamiento es el minoxidil, una molécula que alarga la fase de crecimiento del pelo (anagen) con eficacia demostrada.

Pero antes de actuar, hay que tener un diagnóstico correcto porque hay más de cien tipos de alopecias distintas. «El dermatólogo no debe ser el último recurso a consultar cuando notamos algún problema en el pelo sino el primero. En general, a día de hoy, la eficacia de los tratamientos médicos para la caída del cabello es alta, pero se necesita un diagnóstico correcto, empezar a tiempo y ser constante», concluye el doctor Clemente.

Consejos de cuidado diario para un pelo sano

«El primer tratamiento para un pelo saludable es una higiene capilar correcta», asegura el doctor Eduardo López Bran. El experto recomienda un lavado «frecuente, combinando un champú suave y, si hay patología, otro de tratamiento». Hay que desterrar el mito de que el pelo se cae más por lavarlo. Para secarlo, mejor al aire o con el secador templado. Si el pelo está áspero, aconseja utilizar una mascarilla hidrante. Dormir bien, una buena alimentación y el ejercicio contribuyen a lucir un pelo lustroso. Y tener unas expectativas acordes a la realidad. Ningún cosmético va a conseguir milagros. Pueden ayudarnos a lucir la mejor versión de nuestro pelo cuando está sano, pero si está enfermo hay que consultar al dermatólogo.

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí