El ingreso de enseres de los migrantes bajó en 8 años

Los migrantes ecuatorianos tienen beneficios si deciden retornar al país para residir; sin embargo, cada año los incentivos como la exoneración de tributos al comercio exterior de menaje de casa registran menos beneficiarios.

En el 2008, el gobierno del entonces presidente Rafael Correa instauró el Plan de Retorno Voluntario, Digno y Sostenible, para impulsar el regreso de migrantes ecuatorianos.

Dentro de esta política, el Gobierno creó incentivos para su retorno. Uno de los principales fue la exoneración de impuesto para que los compatriotas pudieran traer sus muebles, electrodomésticos, equipos de trabajo y hasta vehículos como parte de su menaje de casa.

La cifra de personas que se beneficiaron con esa medida viene cayendo de forma sostenida desde el 2013. El numero de personas pasó de 3 376 en ese año a 719 en el 2020. La mayor caída se dio el último año, debido a la pandemia.

En septiembre del 2017, Nadia (quien no quiso dar su apellido) retornó a Ecuador después de vivir más de tres años en Colombia. Ella empezó a averiguar sobre el trámite en junio de ese año. Para ella, el detalle del proceso para traer sus bienes -en la página web del Servicio Nacional de Aduanas (Senae)- no era claro. En la ciudad donde ella residía, Medellín, no había Consulado de Ecuador, lo que dificultó el proceso. “Para hacer el trámite tuve que buscar información en foros de Internet y conocidos que habían realizado este proceso”, comentó Nadia.

Ella trajo en transporte terrestre sus electrodomésticos, muebles e insumos para abrir en Quito su negocio de pizzería, que inició en el país vecino. Ella decidió traer todo eso porque volver a comprarlo en Ecuador le hubiese costado más del doble de lo invertido.

Para retirar su menaje tuvo que viajar a la frontera donde, por sorteo, Aduanas hizo la revisión de sus bienes y pasó sin problemas. “Aunque no pagué nada en impuestos, sí gasté bastante en el traslado de mis cosas”, señaló la ecuatoriana.

De acuerdo con William Murillo, exministro de la Secretaría del Migrante y asesor legal, además de la falta de información que tienen los migrantes para este trámite hay otros problemas, como el alto costo de la logística para el traslado de los enseres, sobre todo cuando los migrantes vienen de lugares más lejanos.

Además está la burocracia, que complica el trámite en Aduana, donde no hay agilidad ni claridad en el proceso, según Murillo.

Carolina (nombre protegido) volvió al país en el 2016, tras vivir cuatro años en Perú por temas familiares. Unos meses antes de viajar ella averiguó sobre el trámite de exoneración para traer principalmente sus electrodomésticos, porque “le salía caro” volverlos a comprar en el país.

En la Senae, tal como indica la Ley, le señalaron que tenía el plazo de 36 meses, contados a partir de su arribo, para solicitar el beneficio. A los tres meses de su llegada fue a la frontera con Perú para ingresar su maneje, pero ahí los funcionarios no le permitieron retirar sus bienes y le dijeron que debió traerlos enseguida.

Carolina tuvo que quedarse más de tres días en Huaquillas tratando de encontrar una solución y al final tuvo que devolver su menaje de casa. “Gasté el doble para nada”, recuerda.

Ella envió la queja a las autoridades de la entidad, donde le dieron la razón y le entregaron una compensación económica para que pudiera nuevamente traer su menaje, pero necesitaba tiempo y gastar más dinero en traslados para volver a hacer la gestión. Para solucionar estos problemas, el Gobierno entrega, desde el 2017, el certificado de migrante retornado, para que pueda acceder a sus derechos y beneficios con más agilidad. Ese certificado sirve, entre otras cosas, para acceder a beneficios económicos como créditos en BanEcuador; la homologación, convalidación y reconocimiento de estudios en el exterior; inserción educativa; traer menaje de casa, equipos de trabajo y vehículos sin impuestos; y acceso a programas de emprendimiento, señaló información que remitió la Cancillería.

Entre febrero del 2017 y junio de este año, la Cartera ha emitido 16 110 carnés. Pero entre 2017 y mayo de este año 5 247 migrantes recibieron la exoneración de menaje de casa.

Para Murillo, la estrategia de incentivos para migrantes debe estar dentro de un programa integral del Gobierno, donde se garantice la reinserción social y laboral y se dé seguimiento a las políticas para garantizar su eficiencia.

Para el trámite

Obtener el carné o certificado de migrante retornado en la Dirección Zonal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana más cercana a su residencia.

Cuando lleguen los enseres (por cualquier vía), solicitar por escrito al Senae la inspección de su menaje de casa, adjuntando la declaración juramentada.

Solicitar por escrito a la jefatura de atención al usuario del Senae la transmisión de la declaración aduanera de importación, luego de la ­inspección.
Presentar  certificado de migrante retornado, declaración juramentada, informe de inspección, documento de transporte y, en el caso de vehículo, documento de propiedad.

Una vez concluido el proceso de aforo de la declaración aduanera de importación, el migrante puede retirar su menaje de casa con la debida exoneración del tributo.

Lea también

Artículos relacionados