Los talibán podrían tomar Kabul en los próximos 90 días, según la Inteligencia de EE. UU.

EP
Actualizado:12/08/2021 12:41h
Guardar
Noticias relacionadas

Los talibán podrían tomar la capital de Afganistán, Kabul, en los próximos 90 días, según ha informado un alto funcionario estadounidense relacionado con una evaluación de la Inteligencia de Washington.

A parte de situar el posible colapso de la capital afgana para dentro de tres meses, la investigación de la Inteligencia estadounidense estima que Kabul podría quedar aislada entre los próximos 30 y 60 días, ha confirmado otro alto funcionario, según recoge la cadena CNN.

La conquista de Kabul probablemente conduciría a la caída del Gobierno actual y preocupa por el incesante avance de la conquista de
capitales de provincias por parte de los insurgentes, que se han hecho con ya con nueve y amenazan con seguir ganando terreno ante el repliegue de tropas internacionales.

En la última jornada, los talibán se han apoderado del aeropuerto de Kunduz y un cuerpo del ejército en la misma ciudad, que habían tomado ya previamente, según recoge Tolo TV, que informa también de que en la última noche se han registrado enfrentamientos en la ciudad de Ghazni,
ca
pital de la provincia homónima, donde los insurgentes habrían tomado ya la sede provincial y la jefatura de Policía.

El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, ha rechazado comentar los resultados de la «evaluación de inteligencia», si bien ha reconocido el «deterioro de la situación» en el país.

Se mantiene la retirada de tropas

Asimismo, ha suscrito las palabras del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre el mantenimiento de la retirada de tropas y su llamado a los líderes locales para que se unan y luchen «por sí solos».

«Hemos trabajado duro para mejorar la competencia y la capacidad afganas en el campo, pero en algún momento la competencia y la capacidad deben ser cuestión de los propios afganos», ha remachado.

En la misma línea se ha manifestado este miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien ha insistido en que «en última instancia», las fuerzas afganas «tienen el equipo, el número y la capacitación para contraatacar».

«Ahora lo que necesitan determinar es si tienen la voluntad política para contraatacar y si tienen la capacidad de unirse como líderes para ello», ha aseverado en una rueda de prensa, en la que también ha repetido que Washington continuará «brindando apoyo aéreo» al país, para el que confía en una solución que pase por el «diálogo» y la vía diplomática, como han reiterado en los últimos días distintos funcionarios.

Psaki ha añadido que Estados Unidos seguirá «reabasteciendo» a las fuerzas afganas con alimentos y equipo. «Pagaremos todos sus salarios, además de toda la asistencia que les hemos brindado durante los últimos 20 años», ha agregado.

Más de cinco mil desplazados llegan a Kabul

Respecto a la situación en Afganistán, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, ha incidido en que desde principios del año casi 390.000 personas han sido desplazadas por el conflicto, «con un gran aumento desde mayo».

Solo en los primeros cinco días de agosto se han verificado 5.800 desplazados internos en Kabul, donde las personas que
han huido de las zonas asoladas por los combates buscan seguridad ante la violencia y otras amenazas, ha lamentado.

«La mayoría de los que se quedan en Kabul se hospedan con amigos y familiares, pero un número creciente se queda al aire libre», ha avisado, para precisar que se han identificado a 4.500 personas más que tenían necesidad de refugio, alimentación o saneamiento.

Según ha resaltado Dujarric, estas personas están recibiendo asistencia ante estas necesidades, mientras un clínica temporal está atendiendo las cuestiones sanitarias de los desplazados.

Conversaciones en Doha

Por otro lado, ha indicado que el enviado de la ONU para Afganistán y Asuntos Regionales, Jean Arnault, se encuentra en las conversaciones en Doha con representantes de ambas partes del conflictos y otras autoridades internacionales.

Coincidiendo con la salida de la coalición internacional hace unos meses, los talibán han intensificado sus ofensivas ante unas tropas de seguridad que han tenido que contar con el apoyo incluso de la sociedad civil. Hasta el momento se han hecho con varias capitales de provincia, entre ellas la de Kunduz, de gran importancia estratégica y económica.

Naciones Unidas han informado de que solo en mayo y junio se han registrado 783 civiles muertos, las mayores cifras de víctimas en dos meses desde que se comenzó en 2009 con el conteo. Por su parte, UNICEF señaló el lunes que en los tres días anteriores habían muerto una treintena de niños.

Ver los
comentariosTemas

Lea también

Artículos relacionados