Cinco gremios sugieren ruta al alcalde Santiago Guarderas

Esta semana (4 de octubre del 2021), Santiago Guarderas tiene prevista su primera convocatoria a sesión del Concejo Metropolitano. Allí, presentará el plan de gobierno con el que intentará cambiar el rumbo del Municipio en los próximos 19 meses.

El Alcalde se posesionó nuevamente el 30 de septiembre pasado. Tras sus primeros anuncios, se conoce que se concentrará en la reactivación económica, el Metro, la seguridad y la situación de la basura.

Sin embargo, la crisis derivada de la remoción de Jorge Yunda creó un ambiente de incertidumbre que ahondó la grave situación para cinco sectores: el comercio, el turismo, la construcción, los restaurantes y el transporte.

Los representantes de esas áreas de la economía concuerdan en que se requiere de estabilidad y acciones urgentes que deben adoptarse hasta finales de este año.

Para el Municipio y los gremios, el Centro Histórico es el sector en que debe empezar la intervención. Diego Vivero, representante de los Restaurantes de Pichincha, considera que al ser una zona especial turística debe ser atendida en temas como la informalidad.

Guarderas ya anunció que este mes empezará la intervención. Se concentrará en la seguridad y la reubicación de comerciantes autónomos.

Para Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, un tema importante es el liderazgo en la ciudad. Eso permitirá que se tomen las decisiones más urgentes. Con eso, dijo, será posible generar seguridad.

Un nuevo plan de movilidad

Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ)

“El primer paso debería ser la conformación de un equipo de trabajo con experiencia para que se puedan afrontar todos los desafíos.

La labor fundamental tiene que ver con la lucha anticorrupción. Ahí será Quito Honesto la entidad con un papel protagónico al interior del Municipio.

También se requiere de un liderazgo definido para solucionar problemas con obras como el Metro y hechos como la baja ejecución presupuestaria. Esta última no ha superado el 30%. Si ese dinero pudiese usarse de manera adecuada, podría generar empleo.

La restricción en la movilidad ya no tiene sentido. La concentración es lo que genera más contagios.Por lo tanto, el regresar a un modelo de movilidad más adecuado es importante para reactivar el comercio.

También se debe pensar en un mecanismo para abrir la revisión de las patentes, los impuestos y la tasas para los sectores más golpeados, como hoteles, pequeños comercios y turismo”.

Diferir pagos en los tributos

Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha (Captur)

“Lo primero es solucionar los pagos de obligaciones en impuestos como patentes, LUAE y el 1,5 x 1000. Hay que diferir esos pagos porque aún no hay ingresos. No estamos muy activos sobre todo los hoteleros y los operadores.

Lo segundo es trabajar en la seguridad. Hay que volver los ojos al Centro Histórico. Se tiene que hacer un trabajo en el manejo de la situación porque hay informalidad. Entendemos que es gente que necesita sobrevivir, pero esa zona es nuestra carta de presentación al mundo y no se la puede dejar en el abandono, como hasta ahora.

Un punto importante es trabajar desde Quito Turismo en impulsar la industria de convenciones y eventos, así como la promoción turística en el extranjero. La capital se ha destacado por ser la puerta de entrada al turismo. Antes percibía entre USD 600 y 800 millones por este rubro. Por la pandemia se redujo al 20%. Con las intervenciones se podrían duplicar los ingresos en el último trimestre”.

Construcción a reactivación

Leopoldo Ocampo, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción

“El Alcalde debe tomar en cuenta que Quito está paralizada. No hay actividad económica y el sector de la construcción ha tenido una contracción muy grande por el covid-19, además de la pésima administración del exalcalde.

El reactivar a este sector ha permitido en varias partes del mundo regenerar el trabajo y la economía, debido al encadenamiento productivo que se genera.

Una sugerencia es diversificar la obra pública en empresas como la de Agua Potable, la de Obras Públicas y de las Administraciones Zonales. Estas últimas antes eran fuente de trabajo para las pequeñas contratistas. La diversificación de la obra pública va a permitir más empleo y en mejores condiciones para que los trabajadores de la construcción tengan un mejor salario.

También debe abrirse la posibilidad de concretar las alianzas público-privadas en obras importantes que actualmente están paralizadas”.

Aforos tienen que revisarse

Diego Vivero, representante y vocero de los Restaurantes de Pichincha

“Hay que pensar de alguna forma en la pospandemia, permitir que la gente, con las garantías del caso, salga nuevamente a disfrutar de la vida y activar la economía de los locales. Ahora el trabajo se debe concentrar en una agenda de ciudad con actividades no solo para festejar a la capital en diciembre, sino también por el Bicentenario de la Batalla de Pichincha. Debe haber una propuesta de ciudad viva con eventos y opciones para los quiteños.

El segundo objetivo debería ser que las zonas especiales turísticas, como La Mariscal, el Centro Histórico y La Floresta, reciban una atención inmediata por el deterioro que han sufrido.

También hay que revisar lo relacionado con los aforos. El avance en la vacunación permite acercarse a decisiones como las de Guayaquil, que ya no tiene restricción. Hay que tomar en cuenta que el cuidado cada vez más es responsabilidad de cada uno. Se debe respetar el aforo definido para cada local”.

Rutas deben adjudicarse

Pablo Lima, gerente de la Cooperativa Guadalajara, primera en subir tarifa

“El Municipio ahora debe concentrarse en armar una sólida estructura de cara al funcionamiento del Metro de Quito. El tema más urgente es continuar con el concurso de rutas y frecuencias del transporte público. Debería continuar el proceso de adjudicación y lanzar un nuevo concurso para las rutas pendientes.

Una de las preocupaciones es que se estabilice la situación en el Cabildo. Hay empresas extranjeras que no sienten confianza para invertir en temas como la modernización del transporte en Quito, por los conflictos de la Alcaldía. Un paso importante que se ha dado es el avance hacia la compra de buses eléctricos.

Otra idea es revisar la Ordenanza que establece el alza de las tarifas a 35 centavos. Fue calculada con un precio del diésel que ahora no existe. Deben pensar en algún tipo de subsidio debido al precio de la gasolina, ya que continuará subiendo así como han subido los insumos para el transporte”.

Lea también

Artículos relacionados