Por qué un presidente no puede quedarse con documentos oficiales tras hundir su mandato

MIAMI, EEUU — 

Varios agentes del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, en inglés) entraron en la residencia privada del expresidente Donald Trump en el exclusivo club de Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida. Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Justicia han dado detalles acerca de esta operación policial pero varios expertos en la materia aseguran a la Voz de América que si un juez federal ha dado luz verde es porque se ha visto que hay suficientes evidencias para que el caso pueda llevarse ante un tribunal.

“Lo que sabemos hasta ahora es que hay una orden de cateo que se firmó por parte de un juez federal y eso quiere decir que hubo mueble verosímil de considerar que se haya cometido un delito y de que pudiera haber evidencia referente a ese posible delito en el sitio del allanamiento”, dijo Ángel Leal, abogado constitucionalista con más de 30 años de carrera en la materia.

“Hay suficiente evidencia”

En esa línea, Rafael Peñalver, también abogado constitucionalista con práctica en Washington DC y Florida, recalcó que “no se toman esos pasos a no ser que se tenga la seguridad de que se tiene un caso sólido contra una persona, especialmente cuando esa persona es un expresidente de Estados Unidos”.

“Hay que recordar que para que se pueda obtener esta orden judicial autorizando a entrar en la casa del expresidente y revisarla en busca de documentos, se debe haber presentado evidencia a un juez federal indicando que se cometió un crimen o un delito”, dijo, subrayando que este tipo de operaciones no se basa en simples sospechas, ya que, de lo contrario, “el Departamento de Justicia no tomaría este paso si no tuviera una seguridad completa de lo que estuviese haciendo”.

También lea

¿Por qué los papeles presidenciales no pertenecen a los presidentes?

Lea también

Artículos relacionados