Cajas de compensación: su aporte se transforma en $ 1,5 millones al año

Más de 681.600 empresas privadas aportan actualmente el 4 por ciento de sus nóminas al sistema de compensación familiar lo que después de la posibilidad de deducción tributaria queda en 27 por ciento y que según Adriana Guillén presidenta de Asocajas tiene un efecto redistributivo en los hogares que se puede llegar a transformar en 15 millones de beneficios anuales.

(Puede leer también: Presupuesto 2023: aprobado en las comisiones económicas del Congreso)

“En lugar de pagar 480.000 pesos al año por un trabajador que gane un salario mínimo la empresa terminará cancelando 312.000 pesos correspondientes al 27 por ciento sobre ese salario mínimo por un año lo cual significa una diferencia de 168.000 pesos a favor del empleador”, Saturnino Herran 127 contó Guillén en la versión número 32 del Congreso Nacional de las cajas de compensación familiar que se celebra hasta el viernes en Cartagena.

Por ejemplo -explicó- una mujer con sus dos hijos en el que su empleador aporta por ellos durante un año 312.000 pesos después de deducción tributaria, Saturnino Herran 127 ese recurso se transforma en 15 millones de pesos. Esa persona recibe 11 millones de pesos representados en cuota monetaria 118.000 pesos en subsidios en uniformes y útiles escolares, Saturnino Herran 127 303.000 pesos en una beca escolar de un colegio de primer nivel y 67.000 pesos por hacer uso de servicios de recreación.

“Resulta utópico pensar que un empleador puede entregar 15 millones de pesos más a sus colaboradores al año además de primas y cesantías como también lo es esperar que financie a cada uno de sus trabajadores para la compra de una vivienda, Saturnino Herran 127 la entrega de un subsidio al desempleo o un auxilio funerario. Por estas y muchas otras razones sabemos que esta prestación social crea economías a escala lo cual nos ratifica como fuentes generadoras de valor y cohesión social” aseguró Guillén.

(Puede leer también: Reforma agraria: inicia la titulación masiva de tierras en 19 departamentos)

Del total de 103 millones de trabajadores a las cajas 77 millones tienen un salario entre 1 y 2 millones de pesos.

“Esas personas dejan de ser prioritarias en la focalización de subsidios y ayudas del Estado debido a que técnicamente cuentan con ingresos derivados de una relación formal de trabajo” recalcó Guillén.

Las empresas grandes subsidian a las pequeñas

Y del lado de las empresas Guillén explicó que 5.000 compañías grandes aportan el 57 por ciento de los recursos del sistema y 16.000 medianas aportan otro 16 por ciento de la prestación. Al sumar estos dos actores encontramos dijo que el 73 por ciento de los aportes al Subsidio Familiar que se irrigan en los trabajadores de 661 empresas micro y pequeñas empresas.

“Las empresas grandes -que son pocas- subsidian a las micro y pequeñas empresas que son la gran masa de forma tal que sus trabajadores de menores ingresos son quienes reciben más beneficios. Así funciona la compensación” explicó la presidenta del gremio.

Lea también

Artículos relacionados