Fiestas de Quito se inician con abrazo fraterno

Los líderes de las bandas de paz de los colegios Juan Pío Montúfar y Mejía, Pablo Naula y Keneth Angos, se dieron un abrazo de hermandad al inicio de las festividades por los 487 años de fundación de Quito.

Ocurrió en la Plaza de la Independencia del Centro Histórico al final de la misa de Te Deum que se realizó la mañana de hoy, viernes 26 de noviembre del 2021, en la iglesia de La Merced. En el evento participaron las autoridades municipales, policiales y militares, así como las reinas de Quito, el alcalde Santiago Guarderas y el presidente Guillermo Lasso junto a su esposa, María de Lourdes Alcívar. 

Los músicos y bastoneras de ambos planteles abrieron una calle de honor al Burgomaestre y el Primer Mandatario, quienes saludaron a la gente por la calle Chile. Los tambores y trompetas sonaron con fuerza mientras los transeúntes y turistas filmaron a las bandas de paz con sus teléfonos celulares y les tomaron fotografías. 

Los músicos y bastoneras de ambos planteles abrieron una calle de honor al Burgomaestre y el Primer Mandatario, quienes saludaron a la gente por la calle Chile. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Para Naula, los enfrentamientos de años anteriores entre los alumnos quedaron en el pasado porque son hermanos. “Este abrazo es para mejorar la convivencia entre nosotros, que no haya los antiguos conflictos. Queremos unirnos para salir adelante luego de la pandemia”.

El abrazo se realizó ante los inspectores, profesores y rectores, quienes felicitaron la iniciativa. Para Anita Sánchez, instructora de las bastoneras del Mejía, los chicos dieron a la sociedad un ejemplo de unidad en medio de los difíciles momentos que se han vivido por la pandemia.

Lo mismo opinó Fabián Estrella, instructor de la banda del Montúfar. Dijo que entre instructores y docentes de ambos planteles ya había una relación de camaradería, pero es la primera vez que los alumnos se abrazaron en señal de fraternidad dejando a un lado las diferencias. 

Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Keneth Angos es líder de la banda del Montúfar. Destacó que la unión entre los jóvenes mejorará la convivencia. “No era justo que antes nos hiciéramos daño físicamente, debemos unirnos como estudiantes de los mejores colegios de Quito”.

Por otro lado, la misa de Te Deum se efectuó en la iglesia de La Merced. Se dio lectura a la Ordenanza Municipal 1081, en la que se indica que todos los años el Cabildo celebra una misa en la que se entrega ofrendas en agradecimiento, por los beneficios y la protección a la ciudad. 

El cirio pascual fue encendido por Guarderas. Concejales y la reina de San Francisco de Quito, Estefanía Álvarez, presentaron las ofrendas. La iglesia se adornó con flores, el espacio se llenó de incienso, mientras se escuchaban los cánticos religiosos.

El alcalde leyó la primera lectura, mientras que el Primer Mandatario leyó el Salmo. El Arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza Mateus, pidió a la gente que haya más cercanía, escucha y encuentro. “Entonces sí podremos decir todos a plena voz ¡Qué viva Quito! con compromiso y unidad”.

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí