El ayuno intermitente no es la ‘solución mágica’ para perder peso

S. M.
Actualizado:16/06/2021 20:00h
Guardar

Una investigación publicada hoy en «
Science Translational Medicine» desafía la creencia popular de que las dietas basadas en el ayuno intermitente, como el ayuno en días alternos o el ‘5: 2’, sean las formas más efectivas de perder peso.

El trabajo, realizado en la
Universidad de Bath (Reino Unido), indica que no hay «nada especial» en el ayuno.

En los últimos años, las dietas basadas en el ayuno intermitente, unos días a la semana, han aumentado en popularidad, y ha sido especialmente reforzadas por imágenes de las transformaciones milagrosas de peso de personas y respaldadas por algunos ‘famosos’.

Sin embargo, la evidencia hasta la fecha sobre la efectividad del ayuno intermitente en comparación con las dietas más tradicionales que tienen como objetivo reducir la ingesta de calorías en el transcurso de una semana completa es bastante limitada.

En el estudio que ahora se publica se ha comprobado que los participantes en su ensayo de control aleatorio perdieron menos peso cuando ayunaron en comparación con los que siguieron una dieta tradicional, incluso cuando su ingesta de calorías fue la misma en general.

La evidencia hasta la fecha sobre la efectividad del ayuno intermitente en comparación con las dietas más tradicionales que tienen como objetivo reducir la ingesta de calorías en el transcurso de una semana completa es bastante limitada

El ensayo dividió a los pacientes en tres grupos: el primero ayunó en días alternos y, el día en el que comían, lo hacían un 50% más de lo habitual; el segundo redujo en un 25% las calorías en todas las comidas todos los días en un 25%, y el tercero ayunó en días alternos (de la misma manera que el primero) pero el día siguiente al ayuno comía un 100% más de lo habitual.

Los participantes de los tres grupos consumían una dieta de alrededor de 2000-2500 kcal por día en promedio al comienzo del estudio. A las tres semanas de seguimiento, los dos grupos con restricción energética redujeron su ingesta entre 1500-2000 kcal en promedio.

Sus resultados encontraron que el grupo de dieta sin ayuno (grupo 2) perdió 1,9 kg en solo tres semanas, y los escáneres corporales DEXA revelaron que esta pérdida de peso se debió casi en su totalidad a una reducción en el contenido de grasa corporal.

Por el contrario, el primer grupo de ayuno que experimentó la misma ingesta reducida de calorías al ayunar en días alternos y comer un 50% más en los días sin ayuno, perdió casi la misma cantidad de peso corporal (1,6 kg) pero solo la mitad de esta pérdida de peso era de grasa corporal reducida y el resto de masa muscular.

El grupo 3, que ayunó pero aumentó su ingesta de energía en un 100% en los días sin ayuno, no necesitó recurrir a las reservas de grasa de su cuerpo para obtener energía y, por lo tanto, la pérdida de peso fue insignificante.

El profesor James Betts, director de la investigación, explica que «muchas personas creen que las dietas basadas en el ayuno son especialmente efectivas para perder peso o que estas dietas tienen beneficios metabólicos especiales para la salud, incluso si no pierde peso».

Pero el ayuno intermitente, destaca, «no es una fórmula mágica y los hallazgos de nuestro experimento sugieren que no hay nada especial en el ayuno en comparación con las dietas estándar más tradicionales».

Además, añade, hay que tener en cuenta que en una dieta de ayuno intermitente hay que pensar que los períodos de ayuno prolongados, en realidad, «dificultan el mantenimiento de la masa muscular y los niveles de actividad física, que se sabe que son factores muy importantes para la salud a largo plazo».

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí