Los desembarcos de inmigrantes en Italia se triplican con relación al año pasado

Ángel Gómez FuentesSEGUIRCorresponsal en Roma
Actualizado:18/06/2021 14:18h
Guardar

Los desembarcos se han triplicado en Italia con relación al año pasado. La inmigración vuelve a constituir un tema prioritario para el Gobierno italiano y en particular para la agenda del primer ministro, Mario Draghi, que hoy se reúne en un encuentro bilateral con el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en Barcelona, con motivo del XVIII Foro de Diálogo Italia-España.

En lo que llevamos de año, han desembarcado en Italia 18.170 inmigrantes, cifra que supone más que triplicar la del mismo periodo del año anterior,
cuando llegaron 5.696 personas a las costas italianas, según datos publicados este jueves por el gobierno italiano. Estos números crean inquietud y han vuelto a ser el caballo de batalla del exministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, quien aprovecha para destacar que en ese mismo periodo durante el año 2019, cuando él era ministro del Interior, solo entraron en Italia 2.184 inmigrantes. Ayer en un encuentro con Draghi en Palazzo Chigi, Salvini le expresó sus temores de que Italia «corre el riesgo de convertirse en un coladero», al tiempo que pedía al primer ministro su intervención porque se trata de «un problema sanitario, económico y social». Matteo Salvini ha reconocido públicamente que Mario Draghi «está realizando un trabajo excepcional a nivel exterior». Y también en el plano interior, sobre todo por la campaña de vacunación y las buenas perspectivas de crecimiento económico gracias a los fondos de Recuperación aportados por la Unión Europea.

Encuentro con Sánchez

En el problema de la inmigración, Mario Draghi, va a pedir la colaboración de la Unión Europea, confiando en llegar a acuerdos concretos en el plazo de una semana. Para ello, Drahi tiene una apretada agenda diplomática con vistas al Consejo Europeo de los días 24 y 25 de junio. El primer ministro italiano volvió a Roma muy reforzado de la cumbre del G7. El presidente estadounidense Biden lo felicitó hasta el punto de subrayar que es un privilegio para Italia tenerlo al frente del gobierno, mientras el primer ministro británico, Boris Johnson, se deshacía en elogios: «Dragui es un economista extraordinario, es un placer escucharlo. Durante la cumbre nos ha ilustrado sobre algo fundamental: Cómo relanzar nuestras economías, con dinamismo».

Estos serán precisamente los temas fundamentales de Mario Draghi en su encuentro bilateral con Pedro Sánchez: inmigración y recuperación económica. Draghi está reforzando las relaciones diplomáticas con los países del norte de África para favorecer su colaboración, muy en particular con Libia y Túnez, que considera fundamental para contener la inmigración. En este problema, hay acuerdo entre España e Italia porque tienen intereses comunes.

Draghi desea el éxito de España

En el plano económico, Mario Draghi tiene también especial interés en que el Plan de recuperación sea un éxito en ambos países. Cuando el primer ministro italiano presentó en el Parlamento su proyecto (plan de 248.000 millones de euros para inversiones y reformas hasta el año 2026) recordó que «Italia y España son vistos en primera línea en este desafío, así que seremos responsables. Un fracaso sería grave porque ya no sería posible convencer de nuevo a otras naciones de la UE [los llamados países frugales no lo permitirían] para financiar una política común». Precisamente, sobre el Plan de recuperación, el exprimer ministro y líder del Partido Democrático, Enrico Letta, dijo recientemente en una entrevista a ABC: «Draghi quiere invertir mucho en la relación con España, para encontrar una posición común en la reforma del Pacto de estabilidad y convencer a los alemanes para que sea permanente el Next Generation EU. Esta posibilidad pasa por el éxito de esos fondos, que en su mayoría serán destinados a España e Italia. Si son bien utilizados será más fácil luchar para hacer que ese instrumento de inversión sea permanente para los próximos decenios».

Además de su encuentro con Sánchez, el primer ministro italiano, que intervendrá también por la tarde en el Foro de diálogo Italia-España, el próximo lunes viajará a Berlín para entrevistarse con la canciller Angela Merkel, y el martes recibirá en Roma a la presidenta de la Comisión europea, Ursula von der Leyen. Draghi empleará su prestigio y reconocida autoridad ganada en las instituciones europeas, para conseguir que Europa afronte de una vez no solo la recuperación económica, sino también el problema de la inmigración, que sin duda, una vez que se supere la pandemia del Covid, constituirá un tema prioritario para la Unión Europea.

Ver los
comentarios

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí