Egan Bernal: Joseba Beloki y Pedro Horrillo, superaron accidentes – Ciclismo – Deportes

Colombia y el mundo siguen pendientes de la evolución de la salud del ciclista Egan Bernal, quien está internado en la Clínica de la Sabana, tras el accidente que sufrió el lunes pasado.

Después de varios días sigue la incertidumbre sus seguidores esperan que el campeón del Tour de Francia del 2019 y actual ganador del Giro de Italia esté bien de salud y supere este difícil trance.

Le puede interesar: (Egan Bernal sigue adelante en su recuperación: parte médico)

Nos hay duda de que vienen momentos duros, que la batalla que da Bernal por salir adelante es mucho más exigente que una temporada completa. El corredor se la está jugando toda, no hay un mañana. Se sabe que vive un presente complicado y que el primer objetivo es que el Egan Bernal humano salga adelante física y médicamente, porque el Egan Bernal ciclista puede esperar.

El lunes asado, hacia las 10:01 de la mañana, en el km, 33 de la vía Bogotá-Tunja, Bernal iba en su bicicleta de contrarreloj y se chocó contra la parte trasera de un bus, que paró para dejar a un pasajero.

#Neurona?‍♀️ El colombiano Egan Bernal pudo quedar parapléjico o incluso morir tras el grave accidente que sufrió el lunes en Colombia, según dijo el ciclista en un mensaje divulgado en redes sociales. pic.twitter.com/2uCRsEAbMF

— NeuronaSV (@NeuronaSV) January 29, 2022

Fue trasladado en ambulancia a la Clínica de la Sabana y presentó las siguientes lesiones: trauma de cráneo leve, fractura de columna cervical no desplazada, perforación del pulmón con presencia de aire y sangrado en la cavidad torácica, fractura de la vértebra torácica t5 y t6 y fractura del fémur y de la rótula derecha.

A medida que pasaron las horas y los días, Bernal presentó mejoría, fue despertado paulatinamente y se confirmó que tenía movilidad en las cuatro extremidades, algo que tranquilizó.

Le puede interesar: (Egan Bernal: Alejandro Valverde gana en Mallorca y le dedica el triunfo)

Sin embargo, la carrera para él no ha acabado, hasta ahora está en el prólogo, de una prueba complicada, la más difícil de sus 25 años de vida.

Varios han sido los ciclistas que han tenido accidentes similares o más fuertes que los del pedalista de Cundinamarca. Algunos se han recuperado y han regresado a la carretera, otros no, han colgado la bicicleta.

EL TIEMPO habló con dos de ellos, los españoles Joseba Beloki y Pedro Horrillo, que se fueron al piso, tocaron fondo, pero se recuperaron y volvieron ‘a la vida’.

Beloki y Horrillo son una luz, una guía en esta situación de incertidumbre y cuentan cómo salieron del túnel, cómo superaron esa competencia a la que ha llegado Bernal, el mejor ciclista colombiano del momento.

De la carretera al hospital

El 14 de julio del 2003 se disputaba la novena etapa del Tour de Francia entre Bourg d’Oisans y Gap de 184 km, y el mundo pudo ver en directo la caída de Beloki, quien se salió de una curva, salió despachado por el barranco abajo y quedó en el asfalto.

Fue evacuado con urgencia. El corredor del equipo Once fue llevado al hospital y allí los médicos confirmaron fractura de la cabeza del fémur, el codo y la muñeca del brazo derecho. Era segundo en la general, solo lo separaban 40 segundos del líder, el estadounidense, Lance Armstrong, pero eso quedó en la historia, porque las múltiples fracturas lo sacaron de la opción de ganar la prueba, en la que terminó una vez de segundo y dos más de tercero.

“Son momentos muy difíciles los que uno vive. Hoy pienso que en estos casos lo mejor es que lo pongan a uno en la situación real”, le dijo Beloki a EL TIEMPO.

Y agregó: “Uno se despierta y lo que quiere es saber cuándo va a volver a montar en bicicleta y eso no es, lo primero es saber si uno queda bien. Es lo ideal no crear falsas expectativas para poner ese plan de recuperación a caminar, que debe de ir al lado del físico”.

Joseba Beloki y su accidente en el Tour de Francia del 2003.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Beloki se demoró en volver. Pasaron ocho meses de mucho trabajo, sacrificio. Fueron jornadas de mucho dolor y de tomar conciencia de que se podía salir adelante.

“Lo clave es tener un objetivo claro. El primero es que tiene que luchar por varias etapas de montaña, llanas, otras con abanicos. ¿Querer volver a ser ciclista? Lo puede hacer, es un muchacho joven, que tiene mucho por delante, pero que tiene que quedar muy bien, primero para su vida cotidiana”, indicó el excorredor.

Para él, las situaciones son distintas. Dice que no pudo volver a ser el de antes por varias razones, y que la principal fue que el accidente fue en una carrera, peleando el máximo objetivo de ganar el Tour, la mejor competencia del mundo, y eso no lo pudo superar.

«Egan tiene mucho a su favor, estuvo cerca de tener lesiones que ni para qué hablar, se libró, está vivo y eso para él debe ser lo más importante”.

“Me estaba jugando la carrera, perdí las opciones de luchar por el Tour. Fueron meses de trabajo arduo para regresar y nunca me recuperé bien. Egan tiene mucho a su favor, estuvo cerca de tener lesiones que ni para qué hablar, se libró, está vivo y eso para él debe ser lo más importante”, indicó Beloki.

Para el podio de la Vuelta a España del 2022 (quedó de tercero) hay otra parte fundamental en estos momentos: la gente que está alrededor de Bernal.

“Su entorno lo tiene que comprender. En este caso hay que apoyarlo con sinceridad, no inventar otras cosas. Eso es importante, que su gente sepa encaminarlo, es que uno deben sentirse arropado por todos los que están cerca, es de la única manera que uno se levanta de esos accidentes”, concluyó.

Días en coma

Horrillo vivó días duros. Estuvo en coma durante 12 días, luego del golpe en la octava etapa del Giro de Italia del 2009, cuando se salió de la carretera y fue a dar a un abismo de 80 metros.

Lo sacaron en camilla, que estaba atada a una cuerda que tiraba del helicóptero, quien lo llevó con urgencia a un hospital de Bérgamo.

Los médicos lo intubaron, pues las lesiones así lo ameritaban: traumatismo craneal, múltiples fracturas de costillas y vértebras, de rodilla y fémur, y un neumotórax que necesitó un drenaje tras perforar sus huesos astillados los pulmones.

Hoy, dice, que quiere borrar esos duros momentos, pero no puede. Cuenta que ha seguido paso a paso lo que ha pasado con Egan Bernal, a quien conoce de paso, porque lo ha visto entrenar por el País Vasco en España.

Le puede interesar: (El ciclista colombiano Winner Anacona, positivo por covid-19)

Horrillo sabe el momento por el que pasa el ciclista colombiano, pero por su experiencia y lo que conoce de Bernal, es optimista de que saldrá adelante.

“El camino que tiene Egan es duro, difícil, complicado, de mucho sacrificio, pero no es nada diferente a lo que se encontraba en su trabajo, ese es el ciclismo”, dijo.

Y agregó: “Tiene que cambiar el chip y entender que todos los sacrificios que ha hecho son un entrenamiento para la gran prueba que tiene por delante. Su momento más complicado es ahora y estoy convencido que dará el ciento por ciento”.

Pedro Horrillo cuando hizo parte del Mapei.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Horrillo no volvió a competir. Se recuperó, casi le amputan la pierna y los médicos le informaron que iba a quedar en silla de ruedas.

“Es que estas experiencias lo ayudan a madurar a uno. Me dicen que no podía volver a caminar y a los dos meses me estaba parando de la silla de ruedas. Cada organismo y lesiones, así sean las mismas, son diferentes. Egan tiene varias de las que yo tuve, pero si pude pararme, él también lo puede hacer, pero quiero dejar en claro que el camino es muy largo”, contó.

Horrillo es partidario de que Bernal tome las cosas con calma, que no se desespere. Porque, dice, en estos momentos quiere salir corriendo a montarse en la bicicleta y volver a ganar el Tour.

«Hay que bajar su umbral de ansiedad, porque uno lo que quiere es volver a ser el mismo y eso hay que controlarlo».

“Creo que quedará bien, porque el cuerpo de un atleta de alto rendimiento como el de él es el instrumento de trabajado, llega a límites impensados, porque una persona normal no lo puede hacer. Me iban a amputar la pierna, estuve en coma 12 días, mi organismo no era capaz de aguantar una amputación. Tuve doble neumotórax, se dilató la respuesta de los pulmones, eso era grave. En ese caso fue complicado, pero salí, Egan lo puede hacer”, señaló Horrillo.

En la actualidad, tiene 47 años, corrió dos Tour de Francia, tres Giros de Italia y ocho Vueltas a España, y cree que la prisa es el peor enemigo de Bernal hoy en día.

“No hay que ir acelerar ningún proceso, los afanes en este tipo de procesos no son buenos consejeros. Hay que ir paso a paso, hay que equilibrar cada paso que das. Soy optimista. No se le puede presionar, ni mediático, ni personal. Se tiene que calmar y ser consciente de lo que tiene y cómo salir de ahí. Hay que bajar su umbral de ansiedad, porque uno lo que quiere es volver a ser el mismo y eso hay que controlarlo, la prisa no es muy buena”, señaló Horrillo, quien en el Tour trabaja para uno de los patrocinadores de la carrera.

Coincide con Beloki en el tema del entorno, advierte que sumamente clave que los cercanos le ayuden todo el tiempo.

“Hay que tener una perspectiva adecuada, porque la línea de recuperación deben ser ascendente, no descendente. Hay que vivir el día a día, porque a veces trabajas intensamente y se puede caer todo. Está en el mejor equipo del mundo, mejor oreado no puede estar, eso le ayudará, al igual que su familia”, precisó.

Ambos hacen votos por la recuperación del colombiano y desde España le enviaron mensajes positivos, esos que ellos recibieron cuando estuvieron en similares circunstancias, en una cama y en medio del dolor y la tristeza por lo que pasó.

Lisandro Rengifo
Periodista de EL TIEMPO
@lisandroabel

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí