Erdogan inaugura una mezquita en el epicentro del Estambul laico y de la ola de protestas de 2013

ABC
Actualizado:29/05/2021 14:01h
Guardar
Noticias relacionadas

La plaza Taksim fue en mayo de 2013 el epicentro de las protestas que más daño hicieron al gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Entonces, la lucha de decenas de ecologistas para salvar el Parque Gezi de su destrucción para construir un centro comercial terminó en quizá la última movilización masiva contra el líder islamista, dos años después de las primaveras árabes y el 15-M. Ocho años desués, en esa misma plaza, símbolo del Estambul laico, el presidente turco ha inaugurado una nueva e imponente mezquita en Estambul, cumpliendo un objetivo de hace décadas y estampando una identidad religiosa en tan emblemático enclave.

La mezquita de Taksim y su cúpula de 30 metros de altura se ciernen simbólicamente sobre un monumento a la fundación de la república turca por Mustafa Kemal Ataturk, cuyo legado incondicionalmente secular ha sido erosionado por casi dos décadas de gobierno de Erdogan.

Después de realizar las oraciones del viernes con miles de fieles, Erdogan dijo que la finalización de la mezquita marcó la culminación de un sueño para los turcos, y que la llamada a la oración se escucharía allí «hasta el fin de los tiempos».

Erdogan declaró ante las multitudes afuera de la mezquita que antes de que comenzaran las obras de construcción hace cuatro años, ni siquiera había una sala de oración en el lugar. «Los fieles trataban de rezar aquí encima de los periódicos, literalmente como en un gallinero», dijo.

Una vieja promesa

La construcción de la mezquita comenzó en febrero de 2017 en un proyecto defendido por Erdogan, un musulmán devoto, y su Partido AK de raíces islamistas, pero que estuvo acosado durante décadas por batallas judiciales y debate público.

Los funcionarios compartieron el viernes en Twitter un video que muestra a Erdogan en 1994, el año en que se convirtió en alcalde de Estambul, señalando desde la parte superior de un edificio hacia el área donde dijo que construiría la mezquita, el lugar exacto donde se encuentra ahora.

Es uno de los muchos proyectos de construcción con los que Erdogan ha dejado su huella en Turquía, incluida una enorme mezquita en la cima de una colina con vistas al lado asiático de Estambul. El año pasado reconvirtió en mezquita la Santa Sofía de la ciudad, durante siglos la iglesia más grande del mundo antes de convertirse a su vez en mezquita y museo.

Los partidarios del proyecto Taksim argumentaron que no había suficientes lugares de culto musulmanes cerca de uno de los centros más concurridos de la ciudad. Los opositores lo vieron como un intento de imponer un sello religioso a la plaza, con un centro cultural dedicado a Ataturk que fue demolido y se está reconstruyendo.

El complejo de la mezquita, con dos minaretes, podrá albergar hasta 4.000 fieles e incluye una sala de exposiciones, una biblioteca, un aparcamiento y un comedor de beneficencia, dijo la agencia de noticias estatal Anadolu.

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí