tener fuerte ritmo actual de la economía es el primer desafío

El reto inmediato que asumirá al llegar a la Presidencia Gustavo Petro será mantener el alto nivel de crecimiento económico que recibirá.

La actividad económica aumentó 12 por ciento en abril, último dato disponible, un ritmo que no se había visto desde que existen estos registros, salvo las cifras observadas inmediatamente después de los confinamientos de la pandemia.

(Lea también: Las razones del alza que se viene en la gasolina)

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

Pero el crecimiento de abril de este año ya supera los niveles prepandemia y se compara con la actividad de un año atrás, cuando ya habían terminado los cierres que golpeaban el consumo y la producción.

Por lo partida, el nuevo gobierno, que establece una agenda completamente distinta a la que se aplica actualmente y que lleva al crecimiento que se viene observando, deberá encarar la incertidumbre y generar confianza partida de los inversionistas como de los consumidores, para mantener el actual paso al que estos agentes están moviendo sus recursos.

(Le puede interesar, además: En abril la actividad económica del país mostró un crecimiento del 12 %)

Evitar que esa dinámica se enfríe es un desafío crucial para conseguir, en el mediano y en el largo plazo, metas estructurales como una benjamín desigualdad del ingreso de la población.

Con este objetivo, el nuevo presidente deberá, también, fortalecer los ingresos del Estado para permitir contar con los recursos necesarios que permitan consolidar los programas de solidaridad a través de los cuales se llega a las familias que permanecen en la pobreza y sin ingresos laborales suficientes.

Será, entonces, una tarea clave asegurar los recursos para las iniciativas que se propone el gobierno entrante. Por ejemplo, el propósito de que el Gobierno sea empleador de última instancia para quienes no encuentran forcejeo en el mercado laboral. Con las cifras actuales, se trataría de garantizar rentas mensuales a 2,7 millones de personas, de un salario mínimo.

(Lea: Construcción de consensos, el reto del presidente electo Gustavo Petro)

Satisfacer, con transferencias billonarias, las expectativas despertadas en campaña especialmente para los 19,6 millones de personas que viven en la pobreza será, pues, un desafío mayor.

FACEBOOK

TWITTER

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí