Más de 5.000 pacientes acuden cada año al Hospital Ruber Internacional para tratar patologías de la columna vertebral

ABC para H. Ruber InternacionalMadrid
Actualizado:14/07/2021 13:49h
Guardar
Noticias relacionadas

Cada año más de 5.000 pacientes acuden al
Hospital Ruber Internacional para ser atendidos por el equipo que dirige el doctor Fernando Álvarez-Sala Walther, jefe de la Unidad de Patología Vertebral del
Hospital Ruber Internacional. Y entre 500 y 700 pacientes se someten a una intervención quirúrgica bajo el cuidado de este referente nacional e internacional en la cirugía de columna vertebral y experto en cirugía vertebral navegada, mínimamente invasiva y percutánea, así como en cirugía de las deformidades vertebrales y patología tumoral con más de 35 años de experiencia.

Este traumatólogo, que ha tratado a conocidas personalidades públicas nacionales y a nivel mundial a lo largo de su carrera, y que recientemente ha recibido el premio de Medicina del Siglo XXI 2020 otorgado por El Suplemento y ha sido nombrado por la
revista Forbes como uno de los 50 mejores médicos de España, reconoce que los avances médicos de los últimos años y la tecnología de última generación han revolucionado el tratamiento de las patologías de la columna vertebral, «hoy en día hacemos incisiones cada vez más pequeñas, e incluso podemos tratar una hernia discal mediante una cirugía endoscópica. Gracias a ello, la recuperación de los pacientes es mucho más rápida».

Tal y como manifiesta el experto, cuando un paciente acude al
Hospital Ruber Internacional con una fractura vertebral, por ejemplo, basta con realizar una o varias aberturas a través de la piel y la musculatura para llegar hasta la zona afectada. Es lo que se conoce como cirugía percutánea.

«Las nuevas tecnologías nos han brindado, además, poder realizar intervenciones a través de un navegador e, incluso, mediante la utilización de un brazo robótico, con lo que se incrementa la precisión en la colocación de los implantes y, por lo tanto, supone una mayor seguridad en la intervención quirúrgica», asegura Álvarez-Sala.

Doctor Álvarez-Sala Walther – HRI

Pero no solo ha mejorado la tecnología, sino que también lo han hecho los materiales, indica el doctor Álvarez-Sala Walther. «Actualmente colocamos prótesis artificiales e implantes para sujetar las vértebras, incluso en pacientes de edad avanzada, y se utilizan con frecuencia los implantes biológicos, que han supuesto un enorme progreso».

En estos casos, asegura el doctor, se extraen células del cuerpo del paciente para fabricar con ellas un implante en el laboratorio, que luego se comportará como un tejido del propio organismo. Asimismo, es habitual emplear materiales como el titanio, el cromo-cobalto, el cemento o el poliuretano.

Las patologías degenerativas lumbar y cervical (lesión de los discos intervertebrales, estrechamiento del canal espinal, etc.), las patologías traumáticas (fracturas, aplastamientos, etc.), las deformidades o desviaciones de la columna vertebral (escoliosis) y las patologías tumorales constituyen las enfermedades más habituales.

«Hasta hace poco no podíamos tratar los aplastamientos vertebrales en personas mayores, lo que suponía dejar a los enfermos en situación de dolor y encamados durante mucho tiempo. Hoy día, con las nuevas técnicas de vertebroplastia, y sobre todo de cifoplastia, se pueden incorporar de la cama en menos de 24 horas y hacer una vida normal», señala el doctor.

En cualquier caso, el mejor tratamiento es siempre la prevención, destaca. «De ahí que sea tan importante realizar ejercicio para mantener una buena forma física (un peso adecuado y un tono muscular saludable), no forzar la columna levantando objetos muy pesados y, por supuesto, cuidar la higiene postural», recomienda el especialista.

Cuando los avances tecnológicos se ponen al servicio de la medicina se obtienen logros que hace tan sólo unos años eran inimaginables.
El Hospital Ruber Internacional cuenta con un escáner circular, un sistema revolucionario denominado «O-arm» para su uso en intervenciones de la columna vertebral y en cirugías craneales de patología cerebral y medular. «Este sistema de imagen intraoperatoria nos permite apreciar la anatomía del paciente, en tiempo real, mientras operamos, por ejemplo, perforando una vértebra a escasos milímetros de la médula espinal, donde un error o cualquier desviación puede provocar la parálisis de las extremidades del paciente», afirma Álvarez-Sala.

El sistema robótico permite que el paciente se beneficie de una cirugía menos invasiva, se recupere más rápido, la operación sea más corta y mejore el resultado final.

Próximamente el
Hospital Ruber Internacional incorporará un brazo robótico de última generación como complemento ideal para la navegación vertebral. El sistema robótico proporciona a los médicos en tiempo real imágenes multi-dimensionales en 2D y volumétricas en 3D, así como imágenes fluoroscópicas durante la intervención. «Esto permite que el paciente se beneficie de una cirugía menos invasiva, se recupere más rápido, la operación sea más corta y mejore el resultado final», concluye el doctor Fernando Álvarez-Sala Walter.

Ver los
comentariosTemas

Últimos artículos

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí